Textos, artículos y documentos de pueblo

En este país estamos con las esperanzas puestas porque vislumbramos, después de muchos muertos, desaparecidos y de grandes frustraciones y aplazamientos a la solución política del conflicto, que la Paz, además de necesaria y urgente, es posible.

En febrero del presente año ustedes dieron a conocer una carta pública dirigida a un grupo heterogéneo de intelectuales, en la que manifestaban su interés en abrir espacios de dialogo con sectores de la academia y de la cultura, en la perspectiva de vislumbrar posibles escenarios para construir una paz digna y estable.

Nada contribuiría  más a incrementar la confianza en la genuina voluntad de paz expresada por ustedes que un proceso de posconflicto antecedido por una rendición de cuentas de todos las partes involucradas frente a las víctimas en términos de verdad,  justicia y reparación.