"Pero nuestro pueblo, que ha sentido sobre sus espaldas el látigo de la explotación,

de la miseria, de la violencia, se levanta y está en pie de lucha".

Simacota, enero 7 de 1965.

 

Las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia saludan con regocijo la realización exitosa del V Congreso del Ejército de Liberación Nacional, concluido luego de varios meses de preparación y discusiones.

También con nuestros corazones llenos de futuro y esperanza por la justicia y la vida planetaria, felicitamos a las guerrilleras y guerrilleros del ELN, dándoles nuestro más cálido abrazo de camaradas por sus logros durante medio siglo de intensa actividad revolucionaria anticapitalista y antiimperialista, en función de una Nueva Colombia.

Con Simacota en la memoria, con toda la fuerza moral que se inspira en la sangre de los combatientes y líderes populares caídos durante la larga marcha por el socialismo, le damos un ¡Viva! al Ejército de Liberación Nacional, por sus cincuenta años de lucha consecuente e irreductible y tendemos nuestra mano de hermanos de lucha, prestos a seguir hombro a hombro, codo a codo a su lado, forjando la unidad insurgente y popular, "juntando ideales, experiencia y fuerza para empujar al país a nuevos destinos".

Para construir la Colombia nueva, soberana y en paz, a partir de transformaciones que brinden justicia, democracia y equidad, sin duda poner al centro lo que nos une, es un paso fundamental. Pueden contar con nosotros.

Al Igual que ustedes, pensamos que las vías legales de participación política que estaban cerradas hace cincuenta años, lo siguen estando, aparte que permanecen y se profundizan las causas económicas y sociales que originaron el alzamiento armado. Como entonces y por principio, seguimos también buscando alternativas incruentas al desangre de la patria, esperando en algún momento encontrar en el gobierno y el Estado voluntad cierta de cambio, que libere del peso de la desigualdad y de la miseria al pueblo, y nos de las razones que nos permitan concluir que ya no son necesarias las armas.

Es nuestro mayor deseo, seguir por los mismos caminos que más temprano que tarde nos conduzcan a una Colombia para todos, a una Colombia en paz.

 

 

¡Viva el V Congreso del ELN, en su 50 aniversario!

¡Por la unidad, la vida y la paz, venceremos!

 

Secretariado del Estado Mayor Central de las FARC-EP

Tagged Under