El 8 y 9 de julio, se realizó la cumbre 28ª de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN), en Varsovia (polonia), donde asistieron las delegaciones de los 28 países miembros, mandatarios de Europa, 26 países considerados socios, así como también representantes de la Unión Europea, la Organización de las Naciones Unidas, el Banco Mundial y el presidente de los Estados Unidos Barack Husein Obama, entre otros.

Para algunos la cumbre corroboró la decadencia militar de los Estados Unidos y de la OTAN puesto que hoy la sobrepasa Rusia en capacidad de guerra convencional y todo apunta a que en dos años China la supere, ya que ha avanzado bastante en disponer de su propia industria militar. La situación es apreciada como crítica, por que los Estados Unidos hicieron que los países miembros de la OTAN minimizaran sus industrias militares y ahora dependan de la industria militar estadounidense.

Esta cumbre, es una ofensiva del Pentágono para intentar volver a tener la completa hegemonía militar del mundo, incrementando los presupuestos bélicos, cerrando un cerco contra Rusia con nuevos batallones en Polonia y los países bálticos, aumentando la fuerza nuclear en Europa, fortaleciendo la presencia en el Mediterráneo, en el Medio Oriente y en el norte de África.

Para algunos esta 28ª cumbre es la reactivación de la Guerra Fría, pero el expresidente de la Unión Soviética Mijaíl Gorbachov ha sido más categórico en afirmar: "De una guerra fría la OTAN pasa a comenzar los preparativos para una guerra caliente".

La OTAN necesita crear enemigos de manera permanente.

La OTAN fue creada en 1949, con el propósito de combatir a la URSS y su influencia comunista, inaugurando así la guerra fría. Pero, con la caída del Muro de Berlín en 1989 se inicia la disolución de la URSS; sin embargo la OTAN no se disuelve, sino que se fortalece como el principal aparato de intervención militar imperialista, comenzando sus agresiones en 1991 contra Yugoslavia, despedazándola en 6 países. Los atentados a las torres gemelas en 2001, producen el pretexto para que los Estados Unidos creen al terrorismo como el nuevo enemigo y declaren que se dedican a desarrollar “la guerra preventiva”.

La guerra al terrorismo ha llevado a la OTAN a implicarse en numerosas batallas en el mundo, invocando operaciones humanitarias para restablecer la vigencia de los derechos humanos violados por los terroristas hasta las realizadas para abrir y mantener “un corredor humanitario”

En todas estas operaciones militares se ha comprobado que son las fuerzas de la OTAN las que organizan las acciones terroristas y financian las organizaciones que se diseminan por todo un país, generan caos y destrucción y luego invocan este caos y destrucción para programar intervenciones militares.

Según las investigaciones basadas en documentos desclasificados, testimonios de militares estadounidenses participantes de estas operaciones, fue la OTAN la que coordinó la destrucción de Afganistán, Irak, Libia, Sudán y últimamente Siria.

Ahora el nuevo enemigo es el Daesh –Estado Islámico- que los mismos Estados Unidos y la OTAN crearon para agredir a Irak, Libia y Siria. Recientemente Obama desde España ha dicho que los “Estados Unidos por si solos no pueden enfrentar las amenazas y dificultades del mundo y exhorto a unirse a los países a la alianza global de lucha contra el Daesh”.

Se utiliza el “combate al Estado Islámico”- como pretexto para desarrollar operaciones que permitan mantener la presencia de la OTAN en el Medio Oriente, pues se conoce que, por ejemplo, el día 8 de julio de 2016, mientras el Ejército Árabe Sirio luchaba contra varios grupos terroristas –entre los que se   hallaba el Emirato Islámico– al   este la ciudad de Homs, aviones de la fuerza Aérea de Estados Unidos daban apoyo aéreo a esos terroristas durante 4 horas. (1).

Ahora la OTAN ha encontrado otro enemigo para justificar la guerra, la nación y el pueblo ruso, tal como veremos más adelante en las conclusiones de la Cumbre realizada el 8 y 9 de julio en Polonia..

 

Las principales conclusiones de la Cumbre de la OTAN

La declaración de la Cumbre de la OTAN, leída por el secretario general Jens Stoltenberg y el Presidente del Consejo Europeo Jean-Claude Junker, comienza diciendo que “ante los desafíos inéditos provenientes del este y del sur, “ha llegado la hora de dar a la asociación estratégica OTAN-UE un nuevo impulso”.

La Cumbre de Varsovia decide aumentar la presencia naval en el Mar Báltico y el Mar Negro. También aprueba la realización del ejercicio militar “fuerza avanzada” que permite trasladar mil soldados, vehículos y armas de España a Polonia en 4 días. Así mismo se da vía libre al envío de mas fuerza militar con aviones radar Awacs al Mediterráneo, el Medio Oriente y África. De esta manera la OTAN dispara sus fuerzas en una estrategia de guerra mundial. Desde el 11 de julio numerosos buques y 1.700 militares desarrollan maniobras en el mar Negro que se extenderán hasta Bulgaria y en aguas internacionales.

Se incrementa en 3.000 millones de dólares el presupuesto de defensa de los países miembros para el 2016 equivalente a un 2 por ciento. Pero el Reino Unido se negó a incrementar el presupuesto militar de su país y lo mantuvo en 1.5 por ciento. Cada país miembro de la Organización del Atlántico Norte adoptó el compromiso de armarse para participar en las próximas guerras y adquirir el armamento producido por los Estados Unidos.

Al tratarse de la “defensa a los países Bálticos debido a las amenazas a su integridad ante Rusia” se le impone aumento de los presupuestos a Letonia en un 60 por ciento; a Lituania en un 35 por ciento y a Estonia en un 9 por ciento. Polonia lo debe aumentar también en un 9 por ciento.

La Cumbre viabiliza y legaliza la presencia en la OTAN de un numero amplio de países miembros que no son de Europa, entre ellos Bahréin, Israel, Jordania, Qatar y Kuwait, Todo estos tienen armamento nuclear en una cantidad importante dotado por los Estados Unidos. Según el comunicado de declaración leído al final de la Cumbre de Varsovia se puede comprobar que la OTAN se inmiscuye en todas las regiones del mundo, incluyendo la península de Corea y África.

La cumbre de nuevo ataca a Rusia y la acusa de “actos agresivos, desestabilización de Ucrania, violación de los derechos humanos en Crimea, actividades militares provocadoras en las fronteras de la OTAN en el Báltico y el Mar Negro así como en el Mediterráneo oriental en apoyo al régimen sirio, voluntad demostrada de alcanzar objetivos políticos mediante la amenaza y el uso de la fuerza y retórica nuclear agresiva”. Rusia es concebida y reafirmada como el principal enemigo a combatir. Así los Estados Unidos pretenden neutralizar el ascenso de Rusia y de paso desarticularla de Europa y de China, lazos que se hacen más fuertes con esta última.

 

Protestas en Varsovia y reacciones por los resultados.

En los días que se desarrolló la Cumbre de la OTAN se dieron manifestaciones convocadas por la asociación pacifista. Centenares de personas han salido a las calles de Varsovia llevando pancartas con los mensajes No a la guerra y en contra de las bases de la OTAN. Decían las pancartas Paren el militarismo y No al escudo de defensa antimisiles. Relataron las noticias que a la protesta además de los ciudadanos polacos asistieron manifestantes procedentes de la República Checa, Alemania y Francia, entre otros.

Se dieron varias reacciones ante los acuerdos logrados en la Cumbre de la OTAN. "La cumbre de la OTAN muestra cómo el militarismo está adquiriendo vida propia", subraya Dan Lazare experto en relaciones internacionales, quien al mismo tiempo dice que los esfuerzos por aumentar la confrontación con Rusia no fueron acompañados por los Estados de Francia y Alemania, quienes se opusieron a que sea separada de cualquier vínculo con la UE..

Algunas fuentes informativas han dicho que "el presidente francés, François Hollande, dijo que "la OTAN de ninguna forma tiene que dictar qué relaciones con Rusia debe tener Europa, pues para Francia no es el enemigo, ni es una amenaza".

Tras las decisiones de la cumbre, la portavoz de la cancillería rusa María Zakharova respondió que EE.UU. y la OTAN "ignoran intencionalmente las consecuencias negativas a largo plazo y los riesgos que para todo el sistema de seguridad euro atlántico surgen a causa de las acciones de Washington y Bruselas, destinadas a cambiar el equilibrio actual y, en particular, al llevar a cabo de forma forzada los planes antimisiles en Europa".

 

__________

Nota:

  1. El ocaso de la OTAN. Thierry Meyssan. Red Voltaire.
Tagged Under