youtube.com/1964eln,
@eln_voces

vocesdecolombia@eln-voces.com
tu_voz@eln-voces.com

Saludos al cese bilateral

Escrito por Sociedad Colombiana e Internacional

Ayer 1 de octubre, dio inicio el Cese al Fuego Bilateral, Temporal y Nacional, hecho que ha sido muy bien recibido por la población, la cual a través de cartas a manifestado su respaldo al cese y al proceso de diálogo. Les damos conocer 3 cartas enviadas por diferentes personas y sectores.     

 

 

[1] Del diálogo intereclesial por la paz

 

Diversos lugares del mundo, 1 de octubre de 2017

 

Juan Manuel Santos Calderón

Presidente de la República de Colombia

 

Nicolás Rodríguez Bautista

Comandante del Ejército de Liberación Nacional ELN

 

Es la naturaleza de la iglesia ayudar en temas como la reconciliación, el perdón y el arrepentimiento. Las iglesias en Colombia también tienen el apoyo de la comunidad internacional y yo estoy acá representando ese respaldo desde el Consejo Mundial de Iglesias”, (Rv. Olav Fykse Tveit Consejo Mundial de Iglesias –CMI-)

 

Colombia hace décadas que a tientas busca la paz y, como enseña Jesús, no ha sido suficiente que dos partes se acercaran, dialogaran; ha sido necesario que se incorporaran muchos más actores a este diálogo reparador de los pecados. “Si no te escucha tu hermano, busca una o dos personas más” (Mt. 18,15, Evangelio del día). (Papa Francisco)

 

Reciban nuestro más fraternal saludo.

 

Nosotras y nosotros, líderes y lideresas religiosos de Colombia y del mundo, quienes hacemos parte del Diálogo Intereclesial por la Paz –DiPaz- como miembros nacionales y como coodialogantes internacionales, queremos manifestar nuestro regocijo por la iniciación en éste día del cese bilateral al fuego que acordaron el Gobierno de Colombia y la Guerrilla del Ejército de Liberación Nacional ELN.

 

Desde las regiones de Colombia y desde los continentes del planeta desde donde apoyamos los pasos que se vienen dando para superar el largo conflicto originado por múltiples injusticias, queremos manifestar a las partes que cuentan con nuestras oraciones, nuestro respaldo, nuestra colaboración y con nuestra experiencia como observadores para la veeduría del cese bilateral que han comenzado, tal como lo hemos hecho en su momento, en el cese unilateral declarado por las FARC-EP, y posteriormente en el cese bilateral al fuego que concertaron las partes.

 

Las iglesias y organizaciones eclesiales que han animado la paz en Colombia siempre han contado con el respaldo de las mujeres y hombres de buena voluntad de nuestras iglesias en el mundo que se articulan en diversas instancias a nivel global, como, las distintas familias confesionales, el Consejo Mundial de Iglesias –CMI- , de una parte y de otra, con el aliento de nuestro pastor y hermano en la fe, el papa Francisco.

 

La palabra de Dios que nos invita a ser uno, como nuestro padre Dios es uno, para dar testimonio al mundo (Cfr Jn 17), quiere animar también a las partes, pero sobre todo al pueblo Colombiano, a avanzar en la unidad para la paz, la justicia social, la reconciliación; que pasa siempre, no por las élites o grupos selectos, sino por el conjunto de una nación que vea en la herida sufriente de los hermanos y hermanas la inhumanidad de la injusticia, el rostro sufriente de nuestro Dios, y se le acerque, le acompañe, le cure, como el buen Samaritano del Evangelio (Cfr Lc 10, 25-37).

 

Con ese espíritu, queremos manifestar también que el éxito del cese bilateral al fuego que hoy se inicia, requiere de acciones efectivas para detener la amenaza paramilitar que asedia a las comunidades y se proteja de manera especial a las campesinos y campesinas, líderes y lideresas sociales, defensores y defensoras de Derechos Humanos, trabajadores y trabajadoras de la paz que están siendo asesinados.

 

La paz requiere generosidad con la nación, dejar de lado las mezquindades de los cálculos económicos y políticos, dar oportunidad a que la vida que nace de las comunidades se pueda expresar de manera libre con sus iniciativas, propuestas, esperanzas, en este momento en el que las armas se silencian, despejando el camino para que por fin, luego de esta larga confrontación en Colombia, tal como dice el salmista “la Justicia y la Paz se besen” (Salmo 85,10).

 

Reiterando nuestro saludo, nuestra disposición a servir como veedores y a continuar acompañando a las comunidades en esta fase esperanzadora de la historia de Colombia, nos despedimos fraternalmente,

 

Siguen nombres, apellidos, cargos y país de las y los líderes religiosas de Colombia y del mundo,

 

[188 firmas]

 

 

[2] De universitarias y universitarios: soñemos juntos y participemos para que la paz sea posible”

 

Bogotá D.C., Septiembre 29 de 2017.

 

Señores:

 

Delegación del Gobierno de Colombia

Delegación del Ejército de Liberación Nacional -ELN

 

Diálogos de Paz

Quito, Ecuador

 

Saludo de sueños y esperanza de paz,

 

Los universitarios y universitarias abajo firmantes, reconocemos que en la historia de Colombia, el ELN y el Estado, están logrando dar pasos de gigante para abandonar la confrontación armada y transformar las “balas” en palabras como sostén que entregue argumentos, deliberaciones y acuerdos, que posibiliten avanzar en la dignificación de las comunidades en cada uno de sus territorios donde habitan: campos, ciudades y universidades afectadas por los estragos de la guerra.

 

Exaltamos la importancia que reviste el inicio del Cese al Fuego bilateral el 1 de octubre de 2017, después de tres rondas de negociación; y confiamos que el derecho a la Paz se cumpla por cada una las partes comprometidas.

 

Reconocemos que la Paz es la concreción de un proyecto pedagógico, político, ético, económico justo y cultural enraizado en la afirmación, defensa y protección de los derechos humanos.

 

Afirmamos nuestra responsabilidad en la construcción de condiciones materiales para que se haga posible la definición de un acuerdo político en torno al ELN y el estado colombiano.

 

Sugerimos a las delegaciones: que las Universidades se constituyan en uno de los escenarios para el debate de las ideas en torno a las Mesas de Participación, donde el Derecho a la Educación sea el eje trasversal para concretar las Transformaciones Necesarias para la Paz.

 

Los firmantes ponemos a disposición nuestra praxis para conformar los equipos de comunicación y pedagogía de paz establecidos en la segunda ronda de negociación, y estamos dispuestos a seguir rodeando el proceso con el monitoreo y evaluación de los avances de lo pactado y al desarrollo de los seis puntos acordados en la instalación de la mesa.

 

Soñemos juntos y participemos para que la Paz en Colombia sea posible.

 

Atentamente,

 

 

[74 firmas]

 

 

 

[3] Desde la migración y el exilio en Europa

 

Saludo al acuerdo de cese al fuego bilateral y temporal entre el ELN y el Gobierno Nacional

 

Los Cabildos transfronterizos por la paz en Colombia saludan y celebran la firma del cese al fuego bilateral y temporal entre el Ejército de Liberación Nacional y el Gobierno Nacional de Colombia. Este acuerdo es un hecho importante en la perspectiva de disminuir la intensidad del conflicto armado que perdura en el país y abre las puertas para otras acciones que permitan desescalar el conflicto armado y asumir medidas para la democratización del país.

 

Igualmente creemos necesario que, como parte del cese al fuego bilateral y temporal, se suspendan las persecuciones jurídicas, mediáticas y políticas y la represión del ESMAD y otras fuerzas policiales contra las organizaciones y movimientos populares, y de igual manera que cesen los asesinatos de líderes y liderezas sociales. Así también se requiere que el Gobierno Nacional de Colombia en cabeza de Juan Manuel Santos reconozca la persistencia del paramilitarismo como un fenómeno estatal y que como tal, se comprometa decididamente a combatirlo, sobre todo abandonando la concepción de seguridad nacional y enemigo interno en la formación y operatividad de las Fuerzas Armadas, como también en el desmonte de los mecanismos de impunidad, que hacen del paramilitarismo una práctica cotidiana al interior de las estructuras estatales.

 

De igual manera es necesario garantizar la participación de la sociedad en los debates para la construcción de un nuevo país. Por eso llamamos a la Mesa de Quito a implementar lo más pronto posible los mecanismos y estrategias para la participación de los movimientos y organizaciones sociales en los procesos de negociación y diseño de la paz con justicia social en Colombia.

 

Desde la migración y el exilio, los Cabildos Transfronterizos buscan aportar a la construcción de una paz completa y estable para Colombia. Estamos dispuestos para asumir el reto de la participación aportando a la construcción de la paz completa y duradera desde nuestra realidad concreta: la migración y el exilo.

 

Septiembre de 2017, desde la Migración y el Exilio en Europa.

Categoría: