Textos, artículos, comunicados y documentos de la militancia del ELN

Como ganadores de la Segunda Guerra Mundial, los Estados Unidos logran posicionarse como la principal potencia imperialista. Inmediatamente ubican como su enemigo principal al comunismo y para ello desarrollan la doctrina de la Seguridad Nacional.

El ministro de salud Alejandro Gaviria y la Entidad Promotora de Salud (EPS) Sánitas, deben estar muy contentos con la muerte de Camila Abuabara, eso lo estaban esperando hace rato, porque era una paciente muy costosa y lesionaba las ganancias de los traficantes de la salud. Fueron vanas las súplicas de Camila.

Desde el 2010, Colombia se ubica en tercer lugar en el mapa de violencia contra la mujer. Con 6 millones de desplazados, 4 millones eran mujeres, situación que se complejiza en un conflicto de más de siete décadas, donde la mujer ha sido agredida de muchas formas, al verse como un objeto que sirve de arma de guerra.

Los ciudadanos de Pereira, capital del departamento de Risaralda, se preguntan: ¿Qué está pasando con las “autoridades” civiles, judiciales, militares y policiales de esta ciudad que no combaten a los grupos paramilitares, bautizados desde gobierno de Uribe como bacrim?

La apuesta por una paz estable, duradera y para las mayorías ha sido una pretensión de diversos grupos humanos, con visiones distintas en cuanto a medios y propuestas de país. En este trasegar histórico, resultado del sistema de dominación por género y de la falta de iniciativa política.

En Colombia, la clase que ostenta el poder considera como peligrosa la profesión del periodismo, por su tarea de informar y opinar sobre la realidad del país, lleno de problemas y violencias estructurales y políticas. La censura se volvió una norma institucional y quienes se atrevan a salirse de lo permitido por el régimen.

El mundo es un campo de batalla, donde se libra una guerra y todos los días suceden los enfrentamientos. El escenario es todo el planeta y no hay espacios vacíos. Cualquier espacio que deje alguien es copado por otro. Los movimientos ofensivos y defensivos se suceden con la velocidad propia de una guerra moderna.