youtube.com/1964eln,
@eln_voces

vocesdecolombia@eln-voces.com
tu_voz@eln-voces.com

Catatú quiere decir pescado

Escrito por Hernando Martínez

En idioma de la etnia Barí, Catatú significa pescado, de aquí nace el nombre del río Catatumbo, por la abundancia de peces que tienen sus aguas... las que ahora se encuentran turbias.

 

Dice el refrán popular que, “en río revuelto, ganancia de pescadores”. Lo que puede estar ocurriendo en este momento de mayor conflictividad entre el EPL y el Ejército de Liberación Nacional. En donde, hay muchos interesados en atizar la confrontación, por medio de hacer ataques a una parte, usurpando el nombre de su adversario. Otra ganancia, la pretende obtener el régimen, aumentando la militarización de la región.

 

Las grandes operaciones de la fuerza pública no están encaminadas a proteger a las comunidades, están dirigidas a resguardar los planes de erradicación forzada de cultivos de coca, por lo tanto, las comunidades están en su deber de continuar las actividades de exigir al gobierno el cumplimiento de los programas acordados de sustitución voluntaria.

 

Ante la conflictividad, tanto las comunidades de la región, como las organizaciones sociales, de género, sindicales, étnicas, diversas iglesias, y autoridades civiles de Norte de Santander, han hecho llamados a respetar los derechos de las comunidades y de los ciudadanos.

 

De estos llamados se destaca el Comunicado nacional emitido por organizaciones sindicales, étnicas, campesinas, de mujeres y Federaciones comunales, publicado el 3 de abril donde expresan que: “Exigimos a todos los actores armados presentes en la región, legales e ilegales, el respeto a la integridad física, moral y material de la población civil, en cumplimiento de los principios del Derecho Internacional Humanitario”. Este es un Llamamiento válido, que las estructuras del ELN de esa región están cumpliendo y cumplirán con el deber de respetar y proteger la población.

 

El Frente de Guerra Nororiental del ELN, que opera en los Santanderes y el Sur del Cesar, en comunicado del 16 de marzo, ya había expresado: “hacemos un llamado a las organizaciones políticas, sociales y comunitarias a estar vigilantes del cumplimiento de la normativa de los derechos humanos de toda la población del Catatumbo”.

 

También las organizaciones sociales solicitan facilitar la creación de un escenario de diálogo liderado por las asociaciones comunales del Catatumbo, en el que se interpele directamente a las partes a superar la confrontación armada y la presión sobre la población, acompañados por la Diócesis de Tibú, la Defensoría Regional y organismos de Naciones de Unidas”. Solicitud que está reconocida en el Comunicado del Frente de Guerra Nororiental, quien hace “un llamado a los milicianos, base social y a familiares de los guerrilleros del EPL, a no vincularse en este conflicto, a mantenerse quietos en sus lugares de residencia, a ser mediadores de un diálogo productivo entre las dos guerrillas”.

 

Las organizaciones en su comunicado exigen “garantizar la libre participación política de las comunidades en los escenarios electorales y de movilización popular”. Demanda que está cubierta por las Normas de comportamiento para con el pueblo que guían al ELN, que orientan no obstaculizar la participación política, ni la movilización popular, no hacer imposiciones, respetar el derecho a la vida, cuidar la seguridad de la gente y no abusar de su confianza.

Categoría: