youtube.com/1964eln,
@eln_voces

vocesdecolombia@eln-voces.com
tu_voz@eln-voces.com

Crónica de una mesa anunciada

Escrito por Hernando Martínez

 

La hoja de ruta fijó el orden de abordaje de los temas sujetos de acuerdo, los cuales no serán producto de las dinámicas de mesa, sino procesos prácticos que incluyen dinámicas de solución a diversos sectores de la sociedad, por ello en simultáneo al avance de acuerdos para el fin del conflicto, que trazan los puntos de la Agenda, se debe construir acuerdos de “dinámicas y acciones humanitarias”,  que permitan bajar la intensidad del conflicto.

 

Echando bases

La hoja de ruta estableció ciclos, de sesión de mesa de mínimo 6 semanas y recesos de 3 semanas de consultas; desde el 7 de febrero a la fecha se han realizado 4 ciclos, todos en Quito, con presencia de los 6 países garantes.

 

El primer ciclo de conversaciones acordó el Reglamento de funcionamiento, creó dos submesas de participación y otra de “acciones y dinámicas humanitarias”.

 

En el segundo ciclo de conversaciones, las partes acordaron: a) el objetivo, temática y la metodología, de las Audiencias preparatorias de Participación; b) el Marco común para las “acciones y dinámicas humanitarias” referenciándolo al Derecho Internacional Humanitario; c)  Conformar el Grupo de países de apoyo acompañamiento y cooperación (GPAAC); d) Conformar un equipo conjunto de comunicación y pedagogía para la paz (EPECOP) y e) Diseñar un programa puntual de desminado Humanitario. 

 

El tercer ciclo, produjo acuerdos prácticos

A 5 meses de instalada la mesa pública de conversaciones, para avanzar el gobierno condicionaba a que el ELN renunciara a las acciones financieras y al ataque a la infraestructura, y se negaba a tratar el tema del genocidio en curso contra los líderes sociales y opositores políticos. El freno de los condicionantes del gobierno, puso a la mesa en una situación de estancamiento y desgaste.

 

Con esa realidad de las conversaciones y con la buena disposición de las delegaciones de encontrar salidas a la crisis, y con la atmósfera favorable al dialogo generado por la cercanía de la venida del Papa, se inició el tercer ciclo, del 27 de Julio, que se prolongó hasta  29 de septiembre; el ciclo superó la crisis, produciendo el Acuerdo de cese al Fuego Bilateral, Temporal y Nacional(CFBTN), firmado el 4 de septiembre y sus los protocolos de implementación, firmados el 29 de septiembre, además se acordó  realizar  las Audiencias Preparatorias de la participación de la sociedad, durante el primer mes de cese.

 

En el Cuarto ciclo: Audiencias preparatorias exitosas y un cese con dificultades

El cuarto ciclo realizado del 25 de octubre al 30 de noviembre estuvo dedicado a dar seguimiento al CFBTN, y a dar curso a las Audiencias Preparatorias, estas fueron exitosas por la diversidad, la buena organización, y las propuestas y expectativas generadas.

 

Desde el primer mes de implementación el cese entró en dificultades, por hechos violatorios del gobierno en detrimento de la mejora de la situación humanitaria de la población, y por incidentes violatorios en las acciones ofensivas entre las partes.

 

Por el trato de guerra dado a la protesta social, la fuerza pública causó decenas de muertos y heridos, en casos que el gobierno se negó a que se verificaran y se calificaran en el Mecanismo de veeduría y verificación (MV&V), desconociendo incidentes violatorios de normas y compromisos del acuerdo de CFBTN, tal como “no ejecutar actos de violencia, especialmente aquellas por razón de género”.

 

Igualmente, el gobierno no reconoció como incidentes para verificar y calificar en el MV&V, dos ataques realizados a campamentos del ELN, bajo el pretexto que la fuerza pública esta facultad para atacar cualquier estructura del ELN que violara el “cumplimiento de la constitución y la ley”.  Erigiéndose de esta manera en “Juez y parte” del CFBTN. Además, desde el inicio del CFBTN hasta que expiró, desarrollaron operaciones ofensivas en lugares de mayor presencia del ELN, con la misma justificación de cumplir la constitución y la ley.

 

La función de la instancia nacional del MV&V, durante el mes de noviembre se paralizó, pues los hechos denotaron las diferencias de interpretación y a las ambigüedades del acuerdo del CFBTN y sus los protocolos, generando crisis del MV&V y riesgo de ruptura del CFBTN, crisis que no logró remediar la mesa de conversaciones, por lo cual esta tarea se le asignó a una Mesa transitoria, constituida para tratar las dificultades del CFBTN.

 

 

En la Mesa Transitoria, no se pudo superar la crisis del cese

Del 5 al 12 de diciembre, la Mesa Transitoria, en presencia de los países garantes y con acompañamiento de la Iglesia Católica, buscó un acuerdo para resolver la crisis del CFBTN y de su MV&V, sin lograrlo.  Como el gobierno se convirtió en “juez y parte” y atrancó la verificación de hechos donde la fuerza pública está comprometida en atentados contra la vida e integridad física de la población, invalidando el MV&, el ELN se retiró del mismo, y dejó constancia que en esas condiciones era imposible una prórroga del CFBTN.

 

En diciembre se agravó la tensión

La tensión se agravó en diciembre, con el anuncio del ministro de defensa y del alto mando militar, del despliegue de fuerza hacia las regiones con el objetivo prioritario de atacar al ELN.

 

ELN cumplió los acuerdos y compromisos adquiridos en el marco del CFBTN; solo después de terminado el cese respondió a la ofensiva de las fuerzas estatales, inicialmente en las zonas más asediadas, pero la agresión estatal ha llevado una situación de confrontación generalizada, semejante a la que había antes del cese.

 

Igualmente, en enero crecieron las amenazas y asesinatos contra las comunidades, excombatientes de Farc y los líderes populares, intensificándose la persecución al movimiento popular, situación asociada a la ofensiva del régimen.

 

Iniciar el quinto ciclo para resolver la crisis

El 9 de enero por la decisión del gobierno no se inició el Quinto ciclo, producto de ello van tres semanas desperdiciadas para lograr acuerdos y mientras haya más demora habrá más problemas.

 

En este recuento sobre lo andado por la mesa de conversaciones se puede deducir que la mesa en los 4 ciclos logró superar los momentos de crisis con esfuerzo de las dos delegaciones y el respaldo los movimientos sociales y políticos constructores de paz, y los buenos oficios de los amigos del proceso de paz para Colombia.

 

Abrir el Quinto ciclo en estos momentos álgidos es urgente, pues su misión es buscar el camino de la solución política.

Categoría: