youtube.com/1964eln,
@eln_voces

vocesdecolombia@eln-voces.com
tu_voz@eln-voces.com

Un país que destruye sus recursos naturales

Escrito por Ismael Ardila

 

 

La propiedad de los recursos en el subsuelo, son del Estado colombiano, pero, no tiene un control absoluto sobre estos. La legislación para la concesión de títulos de exploración y explotación de hidrocarburos, la elite gobernante la ha llevado a que la ganancia de la renta petrolera ha caído de un 75 por ciento a un 25 por ciento, y las Concesiones de exploración y explotación se entregan casi que a perpetuidad, sin ningún control ambiental ni responsabilidad social. 

 

Destrozos ambientales consentidos

Colombia a través de  la Agencia Nacional de Hidrocarburos, ANH,  estableció un reglamento único de contratación en áreas de exploración y explotación de hidrocarburos; pero en este no establece un sistema de gestión propio para prevenir y mitigar los impactos ambientales de gran proporción. En el capítulo 5, artículo 19 de las Habilidades del proponente establece que la acreditación de la capacidad ambiental debe demostrarse a través de la norma internacional ISO-14001, esta no hace diferencia de las particularidades de cada país, porque no es lo mismo el mismo explotar petróleo en el desierto de Irak, que explotar petróleo en un territorio con un ecosistema, tan complejo como las sabanas inundables del departamento de Arauca;  Capacidad que también pueden demostrase con el documento del Responsabilidad ambiental corporativa. (Ver: http://bit.ly/2we7HYc)

 

Múltiples investigaciones indican que las compañías petroleras rompen con los parámetros ambientales, causando destrozos en las comunidades como contaminación de los espejos de aguas superficiales, mortandad de animales, deterioro de la calidad del aire por la quema de gases, extinción y taponamiento de ríos, quebradas y sus afluentes.

 

En la comunidad de Guamal, Departamento del Meta,  se adelanta una lucha para frenar los trabajos en los pozos petroleros Trogón 1 y Lorito ”, que colocan en alto riesgo las fuentes hídricas y las actividades productivas de la región. (Ver: http://bit.ly/2yhYNKY)

 

En este mismo caso la procuraduría solicita la suspensión de las actividades ya que presenta ocho casos de incumplimientos en materia ambiental, entre los que se encuentran principalmente “la plata forma del pozo Lorito 1, está a tan solo 100 metros del rio Humadea. Además, se construirá sobre un manto acuífero subterráneo”. (Ver: http://bit.ly/2x6Kmfr)

 

El ecocidio de la Laguna del Lipa

La Laguna del Lipa o Santuario Natural del Lipa; espejo de agua superficial natural, que la compañía petrolera estadounidense, Occidental de Colombia, OXY, la destruyó y hasta el momento ninguna entidad estatal ha impuesto las sanciones correspondientes.

 

La Laguna del Lipa, era catalogada como un santuario natural y despensa alimenticia, por los colonos que llegaron a la región del Sarare, desde los años 50, época de la violencia bipartidista; y, durante el apogeo de la explotación petrolera. Era un centro de intercambio comercial y cultural para los seis pueblos milenarios que habitan el departamento de Arauca.

 

La llegada de la petrolera OXY, conlleva a la desforestación de este ecosistema. También al relleno de zonas inundables, caños, ríos y sus afluentes, lo que conlleva  a la mortandad de innumerables especies acuáticas y desabastecimiento de una de las cadenas alimenticias y económicas para la población araucana.

 

La explotación petrolera, históricamente no ha tenido sistemas de gestión ambiental responsables que mitiguen los impactos negativos; mucho menos, un sistema de tratamiento de aguas residuales, que siguen siendo siendo vertidas a los cuerpos de agua superficiales, generando graves daños a los ecosistemas. Otro aspecto fundamental, es que se extraen de ella grandes cantidades de agua, hasta casi secar la Laguna. (Ver: http://bit.ly/2jV5Ohq)

 

Un último proyecto petrolero en la Laguna del Lipa, es el cuestionado proyecto Chipirón, que además, de ser instalado en el centro de lo que queda en la Laguna del Lipa; Proyecto que le está dando un ultimátum, a este Santuario Natural.

 

 

Resistencia ante el saqueo a perpetuidad

Para los pobladores del Departamento de Arauca, el pozo petrolero Caño Limón, explotado a perpetuidad por la compañía OXY, deja ver dos estragos fundamentales: uno, entrega de recursos naturales a extranjeros; Dos, el olvido estatal por parte del gobierno nacional. Con el deterioro del medio ambiente; dicen, se va deteriorando la capacidad productiva de la tierra; lo que se traduce en hambre y miseria. Una mujer campesina de Arauquita, afirma que, “la empresa petrolera vertió las aguas contaminadas a las caños, ríos y quebradas de la zona, causando la inundación de las parcelas y dañando los cultivos de pancoger”.

 

Esto explica las marchas, paros, cabildos abiertos, audiencias públicas que la sociedad araucana ha realizado para denunciar la perdida de los ecosistemas naturales y reclamar la histórica deuda ecológica, que la OXY tiene con la población del departamento de Arauca. Pero la respuestas del gobierno y la petroleras son, represión constante contra las comunidades, estigmatización, judicialización y en el menor de los casos presencia del ESMAD para sofocar las justas reclamaciones.

 

Es importante resaltar que la exploración y explotación de petróleo, en un comienzo supuso una gran esperanza para la población; pero esta se tradujo en perdida de los recursos naturales, conflictos sociales, conflicto armado, pobreza, perdida de la capacidad productiva. Problemáticas de las cuales estaremos hablando en las futuras ediciones.

Categoría: