youtube.com/1964eln,
@eln_voces

vocesdecolombia@eln-voces.com
tu_voz@eln-voces.com

La era de la prosperidad para pocos

Escrito por Gabriel Antonio Gaitán

 

El próximo año finaliza el segundo y último periodo de Juan Manuel Santos como presidente de la República. Luego de su reelección en 2014 han transcurrido tres años de mandato y, al igual que en los primeros cuatro, su gobierno se ha caracterizado por buscar la “prosperidad” entendida como el rescate de los sectores financieros, entrega de recursos y territorios nacionales a multinacionales, destrucción y abuso de la naturaleza, y aumento de los privilegios de clase de la oligarquía.

Mientras estos intereses se consolidaron a lo largo de su mandato, las promesas de paz, equidad y educación para el pueblo se diluyeron en ruedas de prensa, cifras amañadas y proyectos que no se ejecutaron ni a un 30%. Así, quedan fuera de la prosperidad los hombres y mujeres de la Colombia real: esa que día a día tiene que sobrevivir a la pobreza, el desempleo, el indigno sistema de salud, la educación privatizada, el paramilitarismo y el terrorismo de Estado. 

Como requisito para la prosperidad de pocos, Santos se trazó como objetivo indispensable la desmovilización y desarme de las guerrillas; es así como a finales del 2016 se firman los Acuerdos de La Habana con las FARC. Ese Proceso de solución política hoy tiene a esa fuerza insurgente a merced de los caprichos de la clase política y de la inexistente voluntad del gobierno de cumplir lo acordado, y al pueblo sin beneficio alguno, pues su implementación está en un limbo de intereses políticos y con sectores decididos a hacerlos trizas.

Fruto de la exclusión política, la alta desigualdad económica y la falta de garantías básicas para la vida digna, la conflictividad social es una constante; eso genera que la protesta y la movilización popular sean un imperativo de las mayorías en Colombia, a lo que el gobierno ha respondido con  tratamiento de guerra y violencia cruel, siguiendo el manual de pactar para luego incumplir las exigencias y demandas de los colombianos.

La marca de este gobierno fue desconocer las necesidades del pueblo, como expresó en su tristemente célebre frase “ese tal paro no existe”. Para el gobierno en estos últimos siete años la Colombia real no existe, así lo demostró en la más reciente rueda de prensa donde enunció supuestos logros de gobierno y ocultó el genocidio en curso, el aumento de la pobreza y la desigualdad.

Como su mayor acierto en políticas sociales el gobierno expone la construcción de viviendas y la infraestructura, pero olvida  que los grandes beneficiarios de estos proyectos son las constructoras y banqueros; aún más falaz resulta regocijarse con las vías 4G, cuando éstas son las reinas de la corrupción, el robo de recursos públicos y la politiquería. En últimas, la infraestructura solo beneficia a los de siempre. Los grandes empresarios ven crecer sus cuentas mientras los pobres no tienen ni siquiera agua para beber, como sucedió en Santa Marta hace unos meses, situación que al parecer el Presidente ya olvidó y  por eso se siente satisfecho con los pocos acueductos y alcantarillados construidos durante su mandato.

A este paso, la paz puede terminar siendo la más grande promesa incumplida por parte del Presidente. Eso explica la reiterada negativa del gobierno a la participación de la sociedad en su construcción, pues sin duda alguna la paz que buscan los colombianos va más allá del desarme de las guerrillas.

Santos pretende mostrarnos un país de maravillas, pero lo cierto es que las cosas están mucho peor. Aunque diga que hay tiempo suficiente,  en este último año las posibilidades de mejorar son inexistentes; así lo demuestra la carrera electoral en marcha,  que desde ya se convirtió en una feria de promesas sin esperanzas de ser cumplidas.

Ante esta crisis social que vive nuestro país, reiteramos que la única solución está en la participación del pueblo; de los gobiernos de la oligarquía no podemos esperar las transformaciones que Colombia necesita para vivir verdaderamente en una nación de paz y equidad.

Categoría: