youtube.com/1964eln,
@eln_voces

vocesdecolombia@eln-voces.com
tu_voz@eln-voces.com

Una victoriosa “romería” electoral en Venezuela

Escrito por Arsenio Erudi

Desde la tierra de Chávez, nos llega la crónica de una jornada determinante para el destino del pueblo venezolano y el de todos los pueblos de Nuestra América.

 

A los vecinos les tocó ir a votar a un sitio diferente, porque el puesto donde votaban lo cerraron por seguridad debido a las trancas. Pero les fue bien y lo hicieron con una ola chavista de unas 60 personas que se juntaron para ir en grupo y regresaron en grupo; así se dio el resto de la jornada, sin mayores dificultades.

Después de la demostración chavista todo cambió, todo se normalizó. La gente estaba cansada de las trancas y este fue un factor determinante en el número de votantes. Un puñado de opositores salían a las trancas con las bandas de los barrios que controla la policía no gobiernista, pero ya al final solo quedaron las bandas que comenzaron a pedir dinero; esto ya fue el final para el desprestigio que fue complementado con la orden de capturar a dos alcaldes.

Donde fueron estos votantes el recibimiento fue excelente: el transporte, la seguridad… Allí estaban los chavistas, metidos con todo. La organización era casi perfecta en medio de los ataques.

La oposición administró mal la victoria parlamentaria del 2015. Creyeron que con un empujoncito ya llegaban al Palacio Presidencial, olvidando 15 años de revolución donde se pueden ver y palpar realizaciones que la gente aprecia, por encima de la ola inflacionaria y por encima de la corruptela al interior de algunas administraciones.

La táctica adoptada de irse por formas de lucha extrainstitucionales, haciendo un mal análisis de la correlación de fuerzas, también fue una gran equivocación de la oposición. La destrucción de bancos estatales, centros de salud, escuelas, semáforos y muchas otras cosas no le gustó a la gente de a pie y vino el rechazo generalizado. Ni la violencia ni lo del “gobierno paralelo” les cuajó, porque no cuentan con respaldo popular ni con su propia gente, pues lo de poner a pelear a muchos jóvenes les funcionó transitoriamente pero cuando vinieron algunas muertes de ambos bandos esa táctica se les derrumbó.

En un video que circuló aparecía una mujer peleando en una tranca en Caracas, lo que fue revelador porque la pelea se dio a cuatro bandas: en lo internacional, en lo nacional, en los medios, redes, emisoras y TV, y en la calle. Eso posibilitó ver claramente dos bandos y pocos neutrales, posicionando dos propuestas o proyectos de vida enfrentados: el de la paz, que manejó muy bien el gobierno, y la de la violencia y la intervención, que manejó la oposición.

En su discurso después de las elecciones, el presidente Maduro dijo muchas verdades como esa de que los caminos estaban cerrados, que la única salida era la Asamblea Nacional Constituyente (ANC) y que “la lealtad esta por encima de la duda”, que esto era una lección que había aprendido de Chávez. Haciendo un análisis de la ANC, llama profundamente la atención lo de la representación territorial y sectorial: aunque hubo vacíos, si fue una buena lección.

Con la abrumadora mayoría chavista en las elecciones, la pelea de los dos bandos pasa a un nuevo escenario de lucha favorable a la revolución. Seguirán los ataques del imperio y de sus aliados pero, de igual manera, estarán valorando el tablero de ajedrez. Van a cambiar la manera de seguir hostigando y peleando para tumbar el presidente, pero sin los resultados del 30 de julio, Maduro ya estaría en el suelo.

En estos más de tres meses de pelea se alinearon las fuerzas y los bandos, se mostraron las fisuras de las partes, pero el pueblo ganó mayor conciencia de los peligros que representa el retorno de la burguesía venezolana al poder.

El reto ahora, no solo de la Asamblea sino también del gobierno, es controlar la ola inflacionaria y la corrupción. La primera se lograría si hay programas que incentiven la producción agrícola y de bienes de consumo; la segunda, si hay salarios justos que eviten que se trafique con los productos estatales.

Categoría: