Es un 19 de mayo de 1895 que Martí nace a la vida de su pueblo y el mundo, al librar su primer combate en Dos Ríos, contra el colonialismo español.

José Julián Martí Pérez, desde la edad de los 16 años libra sus primeras batallas contra el invasor español; y fue un niño como muchos niños de nuestra América, que pasó grandes y diversas dificultades, entre ellas la de poder estudiar. Sin embargo, fue un intelectual y gran patriota. No sólo pensó en Cuba, sino en todo el continente, especialmente América Latina y el Caribe.

Soñando con una América unida dice Martí: "Los pueblos que no se conocen han de darseprisa para conocerse como quienes van a pelear juntos".

Es una máxima que el Comandnte Fidel Castro aplicó permanentemente en su vida, brindando solidaridad a todos los hermanos proletarios de la tierra, construyó amistad en África participando con el pueblo cubano en la liberaciòn de Angola, enviando médicos en donde se presentaban catástrofes ambientales como Haití, Chile, Perú, entre otros; fundando la ELAM (Escuela Latinoamerica de Medicina) y entregando más de 10.000 becas a estudiantes de medicina de diversos países del mundo. Al calor de la amistad, forjada con hechos, surgieron misiones como La Operaciòn Milagros, el método de Alfabetizaciòn YO SI PUEDO, y luego el ALBA como proceso integrador de pueblos hermanos, y hoy camina el ALBA de los pueblos.

La confianza no se construye con palabras, sino con hechos impregnados de ética y humanismo, Fidel lo expresó con claridad: "No se sabe lo que vale tener una ética y una linea de conducta digna. Esta es la fuerza más poderosa que se pueda disponer".

Todo este accionar humanista se ha realizado confrontando al Imperio, que no para de asediar a Cuba. El pueblo cubano y sus dirigentes no están para ceder principios, y materializan el ideario Martiano que dice: "el hábito de ceder embota la capacidad de osar" y Fidel complementa: "Estamos dispuestos a morir antes que renunciar a nuestros principios". Este es el camino de los pueblos, ellos crecen afrontando adversidades y brindando solidaridad al mundo, porque Martí enseñó que "Patria es Humanidad"

Hoy hermanados los pueblos del ALBA, con Cuba a la cabeza, siguen y seguimos confrontando la arremetida imperialista, que como una fiera herida pretende seguir imponiendo su maquinaria de terror contra los pueblos Latinoamericanos y del Caribe, que se levantan y nos levantamos con dignidad por nuestra definitiva independencia.

En este accionar que reivindica la humanidad y la causa de los pueblos, sigue vigente el pensamiento Martiano.

Tagged Under