El ESMAD es un cuerpo especializado de la policía al servicio del terrorismo de estado, así ha quedado demostrado en los asesinatos de Jhonny Silva y tantos otros más, crímenes contra la juventud de nuestra patria, que hoy se encuentran en la más absoluta impunidad, la misma que campea sobre los asesinatos de miles de militantes de los partidos de izquierda, los movimientos sociales y Defensores de Derechos Humanos en el país.

En Cúcuta como en el resto de ciudades de Colombia, esta fuerza especializada se aprovecha de la indefensión de las buenas gentes que a diario tienen que rebuscarse el pan para sus hijos vendiendo cualquier artículo en las calles y avenidas; esa es la salida a la que los lleva el modelo económico gubernamental que cada día favorece más a los ricos y se ensaña en contra de los desposeídos; así por ejemplo la nueva reforma tributaria extiende los impuestos a las clases medias y populares mientras le rebaja o le evita el pago de impuestos a los grandes empresarios y a las transnacionales que se roban la riqueza. Para sofocar la protesta que esto genera, existe el ESMAD.

Respondiendo a los abusos policiales en una acción guerrillera urbana, el pasado miércoles 16 de noviembre a las 6:20 horas se atacó con explosivos un camión que transportaba un escuadrón de dicha fuerza represiva en la ciudad de Cúcuta con un saldo de 17 policía heridos y la destrucción del vehículo en que se transportaban, es decir, 17 abusadores menos agrediendo a hombres, mujeres y niños que no tienen otro lugar que la calle para conseguir su sustento.

Dialogar en medio del conflicto no ha sido una decisión del E.L.N., ha sido una imposición gubernamental. Hemos insistido al gobierno nacional en que cumpla lo pactado y se de instalación a la Mesa Pública de Quito. También hemos dicho una y otra vez que el mejor ambiente para dialogar sería en medio de un Cese Bilateral de Fuegos a lo que el gobierno ha respondido con una nueva negativa y queriendo usar los medios de comunicación para justificar sus incumplimientos y lavar su imagen.

Seguiremos insistiendo en buscar caminos para una salida política al conflicto aunque se vea poca voluntad del gobierno para avanzar y sobre todo para hacer los cambios sociales, económicos, políticos y estructurales que el país necesita y que serán los que permitan construir realmente una paz justa y verdadera, que surja de la solución de los grandes problemas que hoy tienen en la pobreza y en la miseria, a millones de compatriotas en campos y ciudades.

 

¡Colombia para los trabajadores¡

¡Ni un paso atrás, liberación o muerte¡

 

Frente Urbano Carlos German Velasco Villamizar.

Frente de Guerra Urbano Comandante en Jefe Camilo Torres Restrepo.

Tagged Under