youtube.com/1964eln,
@eln_voces

vocesdecolombia@eln-voces.com
tu_voz@eln-voces.com

Los Falsos Positivos por Dentro

Escrito por Eugenia Torres / SINPAL

La oficina de prensa del Ministro de guerra Villegas, recibe mala información o le procesa mal la información al Ministro; si fuera así podría decirse que estamos ante ineficiencia de los funcionarios, pero si lo que hacen es falsear la información con intención de manipular a la opinión, entonces esta operación, es lo que los militares acostumbran llamar un Falso Positivo.

 

Caso 1: los pescadores de la ciénaga de Simoa

En el municipio de Morales, el río Mgadalena está muy seco y las ciénagas de los alrededores han llegado a niveles mínimos, colocando en riesgo los criaderos de peces, tortugas y babillas; conscientes de esto las comunidades de pescadores no están pescando en estos sitios, para no acabar la semilla de estas especies.

A mediados de enero, a la ciénaga de Simoa llegaron personas de fuera del lugar a pescar con redes gigantes llamadas transmayos, que capturan especies de todo tamaño; lo que causó la alarma de los lugareños; ante este problema, una Comisión guerrillera del Frente Luis José Solano Sepúlveda impidió esta labor de pesca y sancionó a los infractores, a que realizaran trabajo comunitario en la vereda de La Guásima, contigua al corregimiento de Mico Ahumado.

Sin que estuvieran bajo vigilancia de la guerrilla, los sancionados estaban cumpliendo con la pena, cuando llegó una patrulla y les dijo que podían regresar a sus hogares.

Estos hechos fueron presentados en extensas horas de los noticieros, como una película, donde la guerrilla “secuestró” a unos pescadores y llegaron las fuerzas especiales del ejército y los “liberaron”.

¿Los militares necesitan hacer estos montajes, para justificar el enorme volumen de dinero, que consumen del presupuesto nacional?

 

Caso 2: El combate de Teorama

El domingo 31 de enero, en la vereda Llana Baja del municipio de Teorama, Norte de Santander, a las 8:30 am, unidades del Frente de Guerra Nororietal realizaron una emboscada contra una patrulla del ejército; en la quedaron dos militares muertos, a los que se les recuperó 2 fusiles Galil y 4 proveedores. Simultáneamente, la guerrilla atacó con cohetería popular, la posición central de la mencionada patrulla.

Los militares presentaron este ataque guerrillero, como “una muestra del ELN, de no querer el diálogo”; pero cuando el ataque lo realizan los militares del Gobierno, dicen que se trata de “presionar la mesa de diálogo exploratoria”, que mantiene con nuestra organización.

 

Caso 3: El suboficial retenido

El miércoles 3 de febrero, unidades del Frente José Antonio Galán, en enfrentamiento con patrullas de la Brigada 14 del Ejército, retuvieron al suboficial Villar, en El Diamante, corregimiento de Segovia, Antioquia.

Ahora los militares presentan esta acción de guerra, como un “secuestro” e informan que han trasladado tropas al lugar para intentar rescatarlo. Cuando lo que deben reconocer simplemente, es que sufrieron una baja, sin ponerse a montar películas, para desinformar a los colombianos.

Categoría: