Mensajes del Comandante Nicolás Rodríguez Bautista a las FF.AA

Señoras y Señores de las FF.AA. del Estado, con el ánimo de mantener esta comunicación, me dirijo de nuevo a ustedes, con temas de importancia para la vida del país y en particular a las FF.AA.

No tengo dudas que el Libertador Simón Bolívar al crear el ejército colombiano y conducirlo en las grandes batallas que dieron origen a la independencia, jamás pudo imaginarse que ese ejército conformado para defender la patria, terminara aliado a una gigantesca maquinaria militar al servicio del imperio.

A quienes mandan a morirse a la zonas guerrilleras, les dan el calificativo de “héroes”, para darles estímulo, al tiempo que los usan para morir en la guerra, quedar heridos o mutilados.

La crisis que sufre Colombia aparece en los medios de comunicación, en la muerte de niños por hambre, por el bajo ingreso petrolero, la devaluación del Peso, el racionamiento eléctrico, la corrupción en Saludcoop y Reficar; la venta de Isagen, los fallos adversos en la Corte de La Haya, la persecución política a los activistas de derechos humanos y líderes sociales, etc.

Ha terminado un año difícil para los pueblos del mundo y sin duda para el pueblo de Colombia; las clases poderosas que gobiernan la casi totalidad de los países, sobre todo las que se agrupan en el imperialismo mundial, aplican el perverso principio de que “no importa qué medios se apliquen, con tal de conseguir los fines”.

Quiero continuar mis reflexiones, consciente que es difícil que mis mensajes lleguen a la mayoría de ustedes; teniendo en cuenta la visión que desde las jerarquías pretenden inculcarles, ocultando gran parte de la información relacionada con ustedes, por lo menos queda el testimonio de la intención de diálogo.

Los soldados profesionales se han constituido en la fuerza más selecta de las FF.AA. del Estado colombiano en contrainsurgencia, es decir, en la actividad que ha pretendido en más de medio siglo impedir los desarrollos de la lucha popular, revolucionaria y guerrillera.