Expresión política del Comando Central del ELN

Agradecemos al Senador Iván Cepeda y a todos los firmantes de la carta pública dirigida a las delegaciones de diálogos del Gobierno y del Ejército de Liberación Nacional, que busca contribuir en el avance de este proceso. Y de verdad se requiere la ayuda directa de la sociedad, pero en ello estriba el problema fundamental.

El discurso de aceptación de Mujica, dedicado a los jóvenes del continente, se distinguió por la franqueza habitual del presidente, pero por sobre todo, por llevarle la contraria a la democracia capitalista, edificada según Talleyrand (1754-1838), sobre éste lema: “la palabra fue dada a los políticos para ocultar su pensamiento”.

Sería más sabio desescalar las causas y prácticas que le dieron origen y reproducen el conflicto, pues para el ELN y los desposeídos de Colombia estamos ante un conflicto armado de Naturaleza Política, reiterado cada día en la forma como el gobierno trata los conflictos con las organizaciones populares y las comunidades.

Nuestra organización siempre ha buscado y valorado muy positivamente el acompañamiento e intercambio de experiencias con otros pueblos que han sufrido similares tragedias, así como el aporte de la Comunidad Internacional con su valioso aporte para superar la larga y oscura noche de este grave conflicto.

Con sobrada razón se escuchan en Colombia y el exterior, muy variadas preocupaciones por lo que puede ser un final fallido del actual proceso de paz, que el gobierno de Santos adelanta con la insurgencia. Las incertidumbres crecen en los últimos días, cuando de forma unilateral el régimen suspende el proceso de diálogo de la Habana.

Con aires triunfalistas, el presidente Santos mantiene el inamovible, de desarrollar los diálogos con la insurgencia en medio del conflicto; en contraposición de lo planteado por la mayoría de la sociedad, que plantea la urgencia de adelantar dichos diálogos, ene medio de un cese bilateral verificable.

En las mayorías hay un consenso, el cual debe recrearse para hacer realidad la justicia social en un país de todos y todas, donde el primer articulado de un nuevo pacto social debe determinar, que Colombia le pertenece a todas las personas que la habitamos en igualdad de derechos, vida digna y oportunidades.

Subcategorías

Editorial semanal de la Revista Insurrección

Textos, artículos y documentos de la comandancia del COCE