Textos, artículos y documentos de la comandancia del COCE

Después de la muerte de Camilo, el pacto bipartidista del Frente Nacional, dejó como herencia las costumbres clientelistas, corruptas y de terrorismo de Estado, que produjo un alto número de asesinatos políticos, desapariciones, exilio y las más aberrantes torturas a revolucionarios y líderes populares.

La tendencia democratizadora latinoamericana avanza en contravía del retroceso global, que miden cada año en el encuentro de Davos, Suiza; donde los grandes magos del capitalismo tiene que reconocer, que el sistema multiplica la desigualdad social, porque cada vez más unos pocos multimillonarios.

El imperio centró la estrategia anti nacionalista en empoderar a los sectores más reaccionarios y fundamentalistas del mundo árabe, para enfrentar a los progresistas. Desde entonces los Hermanos Musulmanes se convirtieron en un arma imperialista, que hundió sus garras en todos los países árabes.

Lo bonito y lo grande consistía en que decíamos: “Ya somos todos hermanos, liberales, conservadores; ahora todos vamos a luchar contra los ricos, contra los responsables de la miseria y del hambre”. Todos teníamos claro eso y se hablaba de un socialismo y de hacer algo como quería que fuera.

La violencia reaccionaria desatada por los gobiernos oligarcas y continuada por el corrupto régimen Guillermo León Valencia-Alberto Ruiz Novoa -Alberto Lleras Camargo ha sido una poderosa arma de dominación en los últimos quince años.

Si la humanidad y el planeta vamos mal, el sentido común aconseja tomar el camino de hacer los cambios necesarios, para lograr un Buen Vivir; pero, la minoría que se lucra con el desmadre de la mayoría, se opone a cualquier cambio; entonces, la lucha entre mantener el mismo camino o cambiarlo.

Ocurrieron tres hechos históricos, durante el trigésimo aniversario de vigencia de la “Convención contra la tortura y otros tratos o penas crueles, inhumanos o degradantes”, promulgada por la ONU, el 10 de diciembre de 1984.