Textos, artículos y documentos de la comandancia del COCE

El pasado 9 de Julio, al finalizar su discurso frente a los movimientos populares congregados en Santa Cruz Bolivia, el Papa Francisco hizo referencia a los sacerdotes y laicos, que “predicaron y predican la buena noticia de Jesús con coraje y mansedumbre”.

Los Estados Unidos lanzaron las bombas atomicas, contra objetivos civiles y sin que fuera militarmente necesario hacerlo; fueron agresiones en las que hicieron uso desproporcionado de la fuerza, con la intención de aterrorizar. De este modo, casi borran del mapa a dos ciudades japonesas, Hiroshima y Nagasaki.

En la Conferencia de Potsdam, realizada entre el 17 de julio y el 2 de agosto de 1945, las potencias vencedoras de la Segunda guerra mundial -la Unión soviética, los Estados Unidos e Inglaterra-, definieron qué hacer con la Alemania recién vencida.

Era el año de 1953 y la dictadura del sargento Fulgencio Batista era el deleite de los ricos estadounidenses, que tenían a la Isla del apóstol Martí, convertida en un gigantesco burdel. La grotesca realidad era una afrenta a los revolucionarios, patriotas cubanos y millares de mujeres y hombres del pueblo raso.

El paro cívico nacional del 20 de junio de 1985, le protestó al presidente Belisario Betancur (1992-1996) por el alto costo de la vida y la represión que sufrían las movilizaciones populares.

Los escándalos de corrupción de moda son los de la Federación internacional de fútbol (FIFA) y acá en Colombia, los de la Agencia nacional de hidrocarburos (ANH), entidad estatal encargada de hacer los negocios con las empresas transnacionales petroleras.

Las guerras entre bloques de potencias aparecen, por el reparto de zonas de influencia, a la vez que aprovechan para contener el avance de los revolucionarios y para deshacerse de una porción considerable de población perteneciente a las clases inferiores...