Transcurrieron apenas tres semanas, entre el ataque realizado con armas químicas, el pasado 4 de abril en el norte de Siria y el día en que salió a flote la verdad, sobre sus verdaderos autores.

 

Ahora se sabe que la monarquía de Arabia Saudita y el gobierno de Israel pagaron mercenarios, para que ejecutaran este ataque y se lo atribuyeran al ejército de Siria. 

A mediados de abril, Trump para "castigar a los sirios por el ataque químico", bombardeó una instalación militar de este país árabe.

Los Estados Unidos poseen más de 20 agencias de inteligencia estatales, entonces, estas son ineptas porque ¿no conocían de esta operación de engaño de los saudíes e israelíes?; o si conocían de ella, y ¿Trump mintió premeditadamente cuando justificó su agresión a Siria?

Trump ganó las elecciones para la presidencia de los EEUU, porque fue el candidato que más dijo noticias falsas; no nos queda más que encomendarnos a las divinidades, porque las 'trumpadas' están pasando de ser sólo decir mentiras, a ser hechos de agresión contra los pueblos del mundo.

 

Siglos con ataques de Bandera Falsa

Tiranos e imperios a lo largo de la historia han recurrido a hacer ataques a sus adversarios, donde hacen pasar como agresores a las mismas víctimas, operaciones que se conocen como de Bandera Falsa [1].

Nerón quemó un tercio de Roma, para construir sus palacios y culpó del incendio a los cristianos, quienes recibieron represalias sanguinarias por un ataque que no realizaron.

En 1.898, los EEUU explotaron el buque acorazado Maine en la bahía de La Habana, donde mataron 266 de sus propios marinos, para justificar la declaratoria de guerra a España.

Hitler incendió el edificio del Parlamento alemán en 1.933, y culpó de ello a los comunistas, con lo que sustentó medidas dictatoriales, para gobernar de ahí en adelante. Con operaciones de Bandera Falsa y mentiras de guerra, los EEUU también iniciaron guerras contra Vietnam, los Balcanes, etc.

 

Posverdad y mentiras de guerra

Las mentiras propaladas desde las elites dominantes, desatan respuestas equivalentes, que han acuñado nuevas palabras, como Posverdad, para nombrar este fenómeno; descrito por el Diccionario Oxford [2], cuando clasificó a esta nueva palabra, como la más destacada de 2.016:

"Denota circunstancias en que los hechos objetivos influyen menos en la formación de la opinión pública, que los llamamientos a la emoción y a la creencia personal"; auge "alimentado por el incremento de las redes sociales como fuente de información y la desconfianza creciente hacia los hechos presentados por el establishment".

La más grande mentira dicha para desatar una guerra, la fabricaron en 2.003 para agredir a Irak, con la excusa de que allí "había armas de destrucción masiva"; afirmación que se demostró falsa. Los mentirosos encabezados por los gobernantes de los EEUU y del Reino Unido, Bush y Blair, además violaron la legislación internacional, al realizar este ataque desconociendo la prohibición del Consejo de Seguridad de la ONU. 

Está pendiente de convocar un Tribunal internacional para juzgar a los criminales, que produjeron la muerte de 500 mil iraquíes, además de dejar 2 millones de heridos, 3 millones de desplazados internos y 2,5 millones de refugiados.

Al ser publicado el Informe Chilcot sobre las mentiras de Blair, que justificaron la agresión a Irak, el periodista británico Robert Fisk [3], recordó la tradición heredada de Churchill (1.894-1.965), quien sostenía que "la verdad en la guerra debe ser siempre protegida por una guarnición de mentiras". Fisk también citó un escrito de 1.941 de Goebbels (1.897-1.945) -el más grande propagandista de Hitler-, sobre esta tradición:

"El secreto esencial del liderazgo inglés no depende de ninguna inteligencia particular, más bien depende de una tozudez absurda. Los ingleses siguen el principio de que cuando uno miente, la mentira debe ser grande, y que uno debe aferrarse a ella. Se adhieren a sus mentiras, aún a riesgo de parecer ridículos."

 

Lo que no dicen de Siria

En la Universidad estatal de Sonoma, California, completaron 40 años haciendo un registro anual de noticias censuradas, donde aparece encabezando el último registro, el verdadero motivo por el cual la OTAN le hace la guerra al pueblo sirio [4]:

 

"En Siria pelean por llevar gas a Europa y no por sectarismo musulmán

En diciembre de 2011, después que el presidente sirio Bashar al-Assad rehusara cooperar con el plan de Turquía de construir una tubería de gas natural entre Qatar y Turquía a través de Siria, Turquía y sus aliados devinieron en 'arquitectos principales de la guerra civil de Siria'. El gasoducto habría 'bypasseado' a Rusia para acceder a los mercados europeos dominados actualmente por el gigante de gas ruso Gazprom. En 2012, Estados Unidos, Reino Unido, Francia, Qatar y Arabia Saudita, junto con Turquía, comenzaron a organizar, armar y financiar a 'rebeldes' (ISIS o Daesh) para formar el Ejército Sirio Libre, coincidente con planes de desestabilizar Siria concebidos de larga data por EEUU. Estas naciones formaron el 'Grupo de Amigos del Pueblo Sirio', que puso en práctica una división sectaria y una estrategia de conquista para derrocar al presidente Assad. El acceso al petróleo y al gas, y no las diferencias sectarias, es la causa subyacente del conflicto violento y del desastre humanitario en Siria".

 

_____

Notas

[1] Las operaciones de falsa bandera que torcieron al mundo. Norma Estela Ferreyra. Barómetro Internacional, 21-03-2017.

[2] "Posverdad": la palabra del año para el diccionario Oxford. RFI, 17-11-2016.

[3] Siria: las huellas de Blair. Robert Fisk. La Jornada, 7-07-2016.

[4] Las diez noticias más censuradas en Estados Unidos en 2015-2016. Ernesto Carmona. SurySur, 1-12-2016.

Tagged Under