Comunicados del Comando Central del ELN

En diversos momentos y a propósito del proceso de paz en el que hemos sido partícipes en los últimos 24 años, algunos de los señores Obispos han hablado con el ELN, bien para buscar dialogos tendientes a buscar la paz, bien para esolver situaciones humanitarias en medio del conflicto. Sean cuales fueren las circunstancias.

Hemos estudiado con atención su carta del pasado 24 de septiembre, donde expresan su alegría al tiempo que sus preocupaciones por el acuerdo hecho entre las FARC y el Gobierno, sobre la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP).

América debe ser territorio de paz, es el camino de las luchas populares y revolucionarias del continente. Es la aspiración de los pueblos en la ruta de la liberación y la construcción de la sociedad socialista, futuro de toda la humanidad. Hacia este objetivo supremo, se atraviezan las políticas saqueadoras y ruina del capitalismo.

Saludo del primer comandante Nicolás Rodríguez Bautista, con ocasión del aniversario 51 del surgimiento del ELN.

En este 4 de julio del año 2015, cumple el Ejército de Liberación Nacional 51 años de su alzamiento armado, con este motivo les va a todos Ustedes, así como a los hombres y las mujeres del Ejército de Liberación Nacional un abrazo fraterno, con la seguridad de que seguiremos imbatibles y avanzando.

Compartimos con ustedes no sólo la esperanza, sino el anhelo por la construcción de un país en paz con justicia social, estén seguros que todos nuestros esfuerzos están dirigidos a ello. Por eso, como uno de los pasos, hoy nos encontramos en la fase exploratoria a una mesa de diálogo con el gobierno de Juan Manuel Santos.

Para nosotros es de gran alegría y satisfacción, que cada día más voces se unan al clamor por la paz de Colombia. Estamos seguros que todas las acciones nacionales o internacionales fortalecen los caminos para construir un país en paz con justicia social.

El Ejército de Liberación Nacional manifiesta su solidaridad y dolor con la organización hermana de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia, con todos los familiares y amigos de cerca de una treintena de guerrilleros, muertos a manos de las Fuerzas Armadas del Estado, el pasado 22 de mayo, en Guapi, Cauca.