Saludo del Ejército de Liberación Nacional de Colombia, con ocasión del cumpleaños 90 del comandante en jefe Fidel Castro Ruz.

 

Fidel, edificador de utopías, emboscador de canallas, gestor de incontables epopeyas revolucionarias, estadista incomparable y rebelde eterno. Ha luchado desde turbas estudiantiles, vestido de verde olivo desde las montañas de la isla, desde la ideas con su afilada pluma.

Fidel, a quien el ELN ha tenido el privilegio de llamar hermano, amigo, compañero. Los colores de esa bandera del Movimiento que fundó son los nuestros, porque existe una genética que nos ata a su epopeya.

Es imposible pensar en la historia de la revolución cubana sin pensar en Fidel; imposible pensar en el latinoamericanismo sin pensar en Fidel; imposible pensar en el internacionalismo sin pensar en Fidel.

Fidel dona a la humanidad la lección que la humillación ante los poderosos, no es el destino manifiesto de los pobres de la tierra. Eso si: siempre y cuando se opta por luchar, y luchar hasta final, no rendirse jamás, sin importar el precio.

La historia demorará mucho aún en registrar la grandeza de sus hazañas; como, por ejemplo, liderar la liberación de Angola y ser decisivo en la derrota del racismo llamado Apartheid. Los historiadores son ágiles en grabar las historias de los grandes conquistadores, personajes como Alejandro Magno y Napoleón, pero lentos en registrar las conquistas de los pueblos, en el camino de su propia liberación. Es en el camino de liberación colectiva donde se sitúa Fidel, y es ahí donde su camino se aparta del de los demás. La de Fidel nunca ha sido la política de lo posible, sino de la trasgresión de los límites dictados por los imperios.

La revolución del pueblo de Cuba, que es la revolución de Fidel, ha aguantado décadas de feroz castigo del más poderoso imperio del mundo, y se ha mantenido con la dignidad intacta, nos ha enseñado que el servilismo y la humillación de los poderosos, no es el destino humanidad. Siempre y cuando se decida a luchar.

Con su ejemplo enseñó, que cuando se trata de pueblos que anhelan su liberación, las fronteras son inexistentes.

En cuanto a Colombia, Fidel se convirtió en incansable luchador por la paz de nuestra lacerada patria. El hecho que hoy Cuba cumpla un papel vital en el proceso de paz con las FARC y el ELN, es parte de su legado. Fidel siempre insistió en que había que luchar por una paz con dignidad, para “que cese la filosofía del despojo y cese la filosofía de la guerra”; contra esta filosofía es que los elenos y las elenas tenemos empeñada hasta el alma.

El mejor homenaje en su cumpleaños 90 es continuar con el camino que Fidel, junto a el Ché, enseñaron, para seguir empujando a esa “gran humanidad que ha dicho basta y ha echado a andar”; e impulsar la lucha de resistencia y liberación de los pueblos, que “ya no se detendrá hasta conquistar la verdadera independencia”, tal como lo pronunció en la Segunda Declaración de la Habana.

Comandante Fidel, en este 90 aniversario de su nacimiento, que ocurre justamente en medio de una fuerte contraofensiva imperialista en Nuestra América, el camino de unidad y lucha continental que forjaste, tiene hoy mayor vigencia, por lo que el ELN saluda al liderazgo continental, que históricamente ha asumido la Revolución Cubana.

Comandante Fidel, reciba un abrazo inmenso en este cumpleaños y sepa que, como la lucha revolucionaria de Colombia siempre ha contado con el apoyo de la Revolución Cubana, ésta siempre podrá contar con la solidaridad del pueblo colombiano.

 

Desde las montañas de Colombia,

 

Comando Central del ELN

13 de agosto de 2016.

Tagged Under