Artículos y mensajes de los la sociedad civil en torno a los dialogos de paz

Su país ha llegado a un momento histórico. Después de muchos años de conflicto, el proceso de paz ha dado un enorme paso adelante. Con el acuerdo definitivo anunciado este 24 de agosto, la gente puede esperar el desenlace final con alguna confianza. Sin embargo, en un momento así, es muy posible que haya bastante incertidumbre.

Consideramos que esta nueva mesa de diálogo complementa el ya existente proceso entre el Gobierno colombiano y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), igualmente hacemos notar que su avance exitoso contribuirá de manera esencial a la construcción de una paz duradera y sostenible en Colombia.

La reciente firma del acuerdo sobre el cese al fuego bilateral y la dejación de armas de los rebeldes, constituye para el gobierno colombiano y la guerrilla FARC un logro determinante en el camino hacia la paz.

La Campaña Paz Completa nace como una iniciativa de distintos sectores de la sociedad que buscan la solución política y negociada al conflicto armado colombiano, particularmente entre el Gobierno Nacional y el ELN. Como Campaña, hemos entendido que la paz es una construcción colectiva, que implica la solución de conflictos históricos y estructurales a nivel social, política y económico del país.

Estos nuevos diálogos con el ELN, el último grupo guerrillero considerable en el país, jugará un papel importante en asegurar un fin completo al conflicto armado, que ha resultado en la muerte de más que 220 mil colombianos y colombianas, y el desplazamiento de más que 6 millones.

Las mujeres somos conscientes del actual momento político que vive el país y la oportunidad de una solución política y negociada al conflicto que ha marcado nuestra historia. Las negociaciones de paz constituyen un avance frente a la terminación de la guerra y son una puerta hacia un horizonte de transformación social, política y económica que requerimos con urgencia las mujeres y el país.

La Mesa Ecuménica por la paz, es un movimiento social con identidad religiosa cristiana, que articula personas y organizaciones de base de diferentes confesiones cristianas, que desde su experiencia de Fe quiere aportar en la construcción de una paz con justicia social, democracia real y una ética para la vida.