Bogotá, junio 10 de 2017

 

Compatriota Pablo Beltrán

Demás integrantes de la Delegación de Diálogo del ELN

Ejército de Liberación Nacional

Ecuador

 

Apreciados compatriotas.

Ni mis compañeros de la Asociación de Amigos de Jorge Eliécer Gaitán ni yo hemos vuelto a recibir directamente sus comunicados. Afortunadamente algunos amigos nos los han hecho llegar, para así poder estar informados sobre el desarrollo de las conversaciones que actualmente adelantan con el gobierno. Por conducto de varios amigos me llegó una “nota de prensa”, fechada el día de hoy, donde se lee que “las partes dimos instrucciones a la sub-mesa de Participación para completar lo concerniente a las audiencias preparatorias, establecer un cronograma para las mismas, e intercambiar sobre metodologías para la participación”.

Ustedes bien saben que Gaitán es sinónimo de lucha por la participación ciudadana. Bien conocida es su declaración cuando dijo: “Mi administración será de acciones colectivas”, meta esencial de su lucha por una Democracia Ciudadana, de participación directa del pueblo en los destinos del país.  Hablaba de “acciones colectivas”, porque en aquel entonces el término participación  no se utilizaba en la esfera política. Pero, incluso, es un término más diciente que el de participación.

También ustedes saben que la administración del señor Uribe Vélez liquidó el Instituto Colombiano de la Participación “Jorge Eliécer Gaitán” que, en su condición de instituto descentralizado del orden nacional, fue creado teniendo como objetivo impulsar la participación, implementarla y desarrollarla,  ya que la Constitución Política de 1991 nos define como democracia participativa que, lejos de haberse desarrollado, marcha hacia atrás de este propósito nacional.

Su sede, El Exploratorio Nacional, estuvo diseñado para impulsar el forjamiento de una  cultura participativa, a fin de superar  la “cultura delegataria” que hoy predomina y que, por el contrario, creará la mentalidad cultural necesaria para que se cumpla el propósito de Gaitán cuando afirmó: “Los colombianos deben dejar de ser espectadores, y volverse actores… y deben trabajar por el interés de la comunidad, en lugar de su propio interés personal”.

Gaitán logró despertar esa voluntad de ser actores y eso explica que en 1947 el Movimiento Gaitanista arrasara electoralmente por sobre los partidos liberal y conservador. Fue ese interés de trabajar por la comunidad lo que los llevó a la victoria.

Ahora bien, nosotros, como Asociación de Amigos de Jorge Eliécer Gaitán queremos participar en las mesas que prepara la Sub-Mesa de Participación en las conversaciones que adelanta el ELN con el gobierno, ya que somos un grupo que, de años atrás, tiene como propósito investigar, analizar y desarrollar técnicas de  impulso  y puesta en marcha de la participación política y económica real de la ciudadanía y porque  queremos que su sede, llamada El Exploratorio Nacional, concebida para  honrar la  visión  participativa de la ciudadanía en los destinos de Colombia, como lo planteó Gaitán, llegue a buen puerto y no continúe siendo saboteada por el establecimiento, ya que este complejo arquitectónico, sede del poder popular, fue ordenado por la Ley 45 de 1948, desde entonces saboteada y mucho más ahora, cuando el gobierno ha manifestado por escrito, que desea eliminar su objetivo centrado en la participación, para convertirla en un centro de aristocracia académica,  cerrado al uso y disfrute del pueblo.

A nombre de mis  compañeros de la Asociación de Amigos de Jorge Eliécer Gaitán, quedo a la espera de que seamos  incluidos en las mesas de participación, porque la participación es nuestro tema, teniendo a Gaitán  como guía  y como puerto un sistema  político en el que superemos la democracia  burguesa, sistema que hoy predomina, trayendo el caos y la corrupción.

Con solidaridad, fraternidad y patriotismo, me suscribo a nombre de mis compañeros gaitanistas y a nombre propio,

    

Gloria Gaitán Jaramillo.

Tagged Under